Para cualquier contratista, o particular que reforma su vivienda, sabe que el broche final es la entrega de llaves, pero, sobre todo, que aquel espacio en el que ha puesto tanto trabajo, dedicación y amor, esté en optimas condiciones para que el nuevo inquilino o propietario (tanto si es vivienda, oficina, local, etc.) entienda que su obra termina cuando se pasa el testigo, es decir, las llaves. 

Entre la obra y la entrega de llaves, una vez finalizada la reforma/construcción, hay trabajos adicionales a los que hay que prestarle mucha atención; limpieza de la instalación o construcción. 

En Suayo Servicios destacamos por el gusto por los detalles, ahí entra la limpieza exhaustiva, realizar tareas mucho más allá de recogida de escombros, barrer, fregar o limpiar las áreas visibles.

Te ponemos algunos ejemplos: 

· Paredes libres de marcas, suciedad o manchas 

· Lavado a presión de ventanas y marcos 

· Eliminación de restos de plásticos adherido a ventanas, puertas, otros 

· Limpieza de techos, luces, calefactores o ventiladores 

· Suelos (bordes, esquinas)

· Aspiración de ranuras, molduras, umbrales, etc. 

· Electrodomésticos, armarios, estantes (dentro y fuera) 

Para que todo esto se lleve a cabo con efectividad y profesionalidad, el equipo de limpieza de Suayo Servicios lo realiza en diferentes fases: 

1. Eliminación de materiales grandes 

Este es el más importante para que los demás sean mas fáciles de realizar y el resultado sea optimo y duradero. Para ello se inicia la retirada de escombros, basuras y materiales no útiles. 

2. Limpieza leve

Curiosamente esta requiere de mas personal y herramientas de trabajo ya que se presta mucha atención a los pequeños detalles, hay un propósito único, dejar como una patena todo lo que existen en las habitaciones, baños y cocina, limpiar a fondo estos espacios y los muebles o elementos que lo conforman. Razón de mas para contar con servicios muy profesionales. No nos olvidamos de las ventanas, marcos y cristales. 

3. El retoque… 

En esta fase se espera unos días después de haber limpiado a fondo los espacios requeridos, el polvo necesita de ese tiempo para asentarse. Una tarea rápida ya que solo se trata de limpiar aquellos puntos donde solo hay repasar pequeñas manchas o huellas. 

Para los reformistas o contratista esta tarea no resulta fácil de llevar a cabo, por eso, en su fase final intervienen los servicios de limpieza, equipos externos cuya colaboración hacen que el todo sea mucho más exitoso.

LOS BENEFICIOS DE CONTRATAR A UN PROFESIONAL

· Los limpiadores profesionales cuentan con equipos adecuados que miden la seguridad de las personas y ofrecen resultados inmejorables por sus capacidades y habilidades. 

· Conocen cuales son los lugares a los que hay que prestarle más atención. 

· La instalación quedará lista para mudarse. 

· La limpieza se realizará en las fases ya señaladas para un óptimo resultado. 

Confiamos que hayas disfrutado de nuestro post, queremos ser para ti una herramienta de información y utilidad con nuestros servicios y recomendaciones. 

¡Hasta pronto!